Presentación

Foto portadaLa idea de crear este blog surgió después de leer en prensa una noticia sobre Constance Hall, una blogger australiana que escribió un post saludando a todas aquellas madres que se resisten a perder su identidad después de haber tenido a sus hijos. Al leer su post yo también me sentí aludida (o saludada como diría ella) y decidí reflexionar sobre ello.

En el último año me ha cambiado mucho la vida. He pasado de ser una persona independiente a tener que estar pendiente de otra personita las 24 horas del día y seguramente que esto le habrá ocurrido también a muchas otras madres. Por todo eso he decidido crear  “La resaca del bebé”, para tratar con un poco de humor los temas que ahora centran mi vida: cacas, pañales, lloros y un sinfín de cosas nuevas que aún me quedan por descubrir y que terminaré descubriendo junto a vosotros.

Quiero que todas aquellas madres o futuras madres puedan sentirse identificadas con lo que escribo y que no piensen que son unos bichos raros, que somos muchas las madres que pensamos igual y que lo mejor es saber que como tu hay alguien más en otro lugar que tiene las mismas dudas y miedos.

Quiero que este blog sea una manera divertida de afrontar la maternidad, convirtiendo en graciosas algunas situaciones que en determinados momentos pueden parecernos estresantes y preocupantes.

Quiero que sea un punto de encuentro para sentirnos identificadas unas con otras y poder comentar nuestras vivencias entre todas.

Y sobre todo quiero que todos aquellos que leáis “La resaca del bebé” podáis disfrutar con humor de mis experiencias, porque los momentos más duros se llevan mejor con una sonrisa.