Mi segunda experiencia con la lactancia

Lactancia materna

Cuando hace exactamente dos años os hablaba en ESTE POST del maravilloso mundo de la lactancia materna y de lo dura que había sido la experiencia, poco me imaginaba que con mi segundo resacoso iba a ser tan diferente. Pero habiendo tenido un embarazo distinto, un parto tan rápido y un post-parto tan diferente al primero, la lactancia también tenía que serlo y efectivamente así ha sido. En esta ocasión también vengo a hablaros de dar el pecho a demanda, de calmar a vuestr@s hij@s con la teta cuando lloran y de amamantar a deshoras, pero desde otro punto totalmente diferente a como lo hice hace algunos años, porque una lactancia materna sin problemas también es posible.

Sigue leyendo

Anuncios

Mi segundo post-parto; rápido y diferente

 

dav

Cuando hace un mes os hablaba de mi experiencia en el segundo parto, justo acababa de terminar la cuarentena pero he querido esperar un poco más para hablaros también de mi segundo post-parto, porque en ese momento aún no había tenido la sensación de que me estaba recuperando de algo, como me pasó la primera vez, en la que esos 40 días se me hicieron eternos. Ya han pasado más de dos meses desde que di a luz y para seros sincera no he tenido ni rastro de cansancio extremo, ni sensación de frustración, ni síntomas de depresión como tuve en mi primer post- parto. Ahora me siento identificada con esas madres que salían del hospital y empezaban a disfrutar de su maternidad, pero sin olvidarme de aquellas que lo pasan muy mal nada más cruzar la puerta de sus casas con sus hij@s en brazos. Sobre todo porque yo he vivido en mis carnes las dos caras de la moneda y como en su día ya os conté cómo era la cara más oscura de un post-parto y porqué decidí llamar a mi blog “la resaca del bebé”, ahora vengo a hablaros de la otra cara; la bonita, la que te hace disfrutar a tope de la maternidad sin remordimientos y casi sin preocupaciones y sobre todo la que te permite levantarte todas las mañanas sin resaca. Además he querido unirme a la iniciativa del club de las malasmadres #BellezaSinFiltro y mostraros como estába mi cuerpo post-parto hace 15 días, cuando justo habían pasado dos meses desde que di a luz. Allá va mi experiencia.

Sigue leyendo

Mi segundo parto; rápido y diferente

IMG_20180904_012312

Hace exactamente dos meses que publiqué mi último post donde me despedía de vosotros antes de dar a luz.  En el os contaba que ya había empezado a tener contracciones fuertes y pensaba que no tardaría mucho en ponerme de parto, pero nuestro pequeño aún se hizo esperar algunas semanas más. Si a esas alturas ya había notado muchas diferencias con mi primer embarazo, como ya os conté en ESTE POST, ahora que he pasado la cuarentena, tengo que seguir hablando de diferencias. Empezaré por contaros lo diferente que fue mi segundo parto y dentro de algunas semanas os contaré también lo distinto que está siendo este segundo post-parto y la lactancia materna.

Sigue leyendo

Empieza la cuenta atrás

IMG_20180709_131907 (1).jpg

Tenía pensado publicar este post la próxima semana, porque aún me quedan 20 días para salir de cuentas, pero ayer empecé a notar alguna contracción fuerte (que ya se ha pasado), me acojoné bastante y pensé que si me ponía de parto se quedaría en el tintero. Por eso, y como aún no se si la cosa se adelantará o se retrasará más de lo esperado (que es lo que me temo), voy a publicar ya este texto de despedida para contaros cositas sobre el último mes de embarazo, deciros como he preparado la llegada de nuestro hijo y también despedirme de vosotr@s hasta nueva orden. Porque dicen que la experiencia es un grado y como ya no voy a ser primeriza se de buena mano que el primer mes va a ser un poco locura y que no voy a tener ni tiempo ni ganas de escribir en el blog. Os prometo manteneros informados de todos los avances en las redes sociales y que por supuesto seréis los primeros en saber de la llegada al mundo de nuestro resacoso.

Sigue leyendo

Diferencias entre el primer y segundo embarazo

diferencias.jpg

Muchas, muchísimas son las diferencias que hay entre un primer y un segundo embarazo, o por lo menos son muchas las que hay en mi caso y por eso he pensado que este tema merece un post enterito. Ahora que ya estoy en el último trimestre y que llevo 33 semanas viviendo esta bonita etapa, para l@s menos puesto@s en esto de temas de embarazo unos 8 meses, me he puesto a pensar en lo diferente que ha sido esta segunda vez y quiero compartirla con vosotr@s. La primera y gran diferencia que he notado es que cuando me quedé embarazada por primera vez tenía todo el tiempo del mundo para mi solita y para mi tripa, ahora, con una niña de dos años y medio, no tengo ni un ratito libre y eso hace que en parte no le de tanta importancia a lo que está pasando dentro de mi como se la di la primera vez. A parte de no tener ni tiempo para hablarle al futuro bebé, muchas otras son las diferencias que he notado y hoy quiero contároslas todas.

Sigue leyendo

Mudanza con niñ@s

mudanza

Como ya os contaba al comenzar el 2018, este va a ser el año de los cambios, no solo porque vamos a ser uno más en la familia, sino también porque hemos tenido que cambiar de hogar con todo lo que ello conlleva. Al trasladarnos a Navarra nos hemos llevado con nosotros nuestras pertenencias y para mi sorpresa han entrado todas en unas 70 cajas (cuando empecé a guardar cosas pensé que mínimo saldrían unas 100). Pero lo más complicado de la mudanza no ha sido ni empaquetar, ni desempaquetar las cosas, sino hacerlo con un pequeño diablillo cotilla pululando a nuestro alrededor, que quería saber en todo momento lo que estábamos haciendo y por supuesto también quería ayudarnos (jugar) a su manera. Por eso, ya en nuestro nuevo hogar y con todo fuera de las cajas, quiero contaros como ha sido mi experiencia con la mudanza y daros algún consejillo si como yo, también tenéis niñ@s cerca y alguna vez os toca hacer alguna.

Sigue leyendo

No es un adiós, es un hasta luego…

hasta luego

Tranquil@s que en estos momentos no estoy hablando del blog, sino de mi vida personal y es que este es sin duda el año de los cambios y el que acabamos de dar puede que sea uno de los más duros desde hace tiempo, pero también creo que es un cambio para mejor. Hace algunos meses os contaba que mi vida iba a cambiar radicalmente, no solo porque como os decía antes de Semana Santa una nueva resaca está en camino y me voy a convertir en bimadre dentro de poquito, sino también porque por motivos laborales hemos tenido que dejar la tierra que me ha acogido en los últimos 8 años. No se si será algo temporal o si veré crecer a mis hijos en Navarra, pero lo que cuenta es el presente y ahora que acabamos de mudarnos quiero hacer balance y sobre todo agradecer, agradecer y agradecer lo bien que me he sentido en mi segundo hogar.

Sigue leyendo