Un título para resumir mi nuevo estilo de vida

 

Sin título-2

Seguro que pensáis que resaca y bebé en la misma frase no pegan mucho, pero cuando decidí crear “La resaca del bebé” tenía claro el título que llevaría, porque desde que nació mi niña vivo en una especie de resaca continua.

¿Sabéis esa sensación de tener sueño, mal cuerpo, cansancio y levantarte sin saber que hora ni que día es? ¿Esa sensación con la que te levantas un día de resaca, con un cuerpo indecente, después de una gran noche? Pues bien; así me levanto yo todos los días, con los síntomas de una gran resaca:

Mucho sueño

Según la pediatra de mi hija, me ha tocado la niña llorona y “demandante”; que llora mucho, come mucho y duerme poco, y si a vosotros también os ha tocado (pobrecitos) sabréis perfectamente de lo que os estoy hablando. Esa que quiere comer cada dos horas. Entre que le das de comer, le sacas el aire, le cambias el pañal, la metes en su cuna (con suerte de que se duerma a la primera) y te quedas dormida, ha pasado una hora y media, por lo que  solo tienes media hora antes de que vuelva a tener hambre (esos siempre y cuando consigas dormirte). Cuando lleguen las 10 de la mañana habrás dormido unas 2 horas en toda la noche, por lo que tu cuerpo volverá a levantarse con esa sensación de resaca. Mi record de dormir poco en una noche está en 20 minutos, ¿Alguien que me supere?

Cansancio constante

Seguro que alguna vez habréis oído la expresión “cuerpo escombro”. Formalmente sirve para hablar de un cuerpo poco fibrado, pero yo la utilizo también para resumir mi estado en un día de resaca. Cuando estoy tan cansada que pienso que sólo sirvo “para que me tiren a la escombrera”. ¡Pues sí mujeres del mundo!, para todas aquellas que todavía no han sido madres, tener un hijo te hace tener un “cuerpo escombro”, no solo porque tus carnes se queden fofas, sino también porque un niño te exprime de tal manera que vives continuamente cansada. Tenerlo en brazos, alimentarlo, pasearlo en el cochecito y practicar levantamiento de culete para cambio de pañales puede llegar a cansarte más que si estás una semana entera de fiesta.

Dolor de cabeza

El dormir poco y el cansancio constante, también traen consigo otro de los síntomas de la resaca; el dolor de cabeza. Pero este dolor no solo lo provocan las pocas horas de sueño y el agotamiento, sino también los llantos continuos y a veces tan molestos de nuestros retoños. Según leí en el blog “Diario de una mamá pediatra”, en teoría los niños recién nacidos lloran una media de dos horas al día. Si esto es verdad, mi hija es la excepción que confirma la regla, porque al principio era más bien todo lo contrario; aguantaba sin llorar una media de dos horas al día. Ya podéis imaginaros que si a la falta de sueño y al cansancio le sumamos el lloro de un bebé resonando en tu cabeza, el resultado sea un estado constante de resaca.

Pero no desesperéis, dice la leyenda que algún día esto se termina, que los niños dejan de llorar y comer tanto y que se puede volver a dormir toda la noche y levantarse sin resaca, aunque yo por el momento no puedo aseguraros nada y eso que mi hija ya tiene tres meses. Cuando la leyenda se cumpla cambiaré el nombre del blog, pero hasta entonces seguirá llamándose “La resaca del bebe”.

Anuncios

13 pensamientos en “Un título para resumir mi nuevo estilo de vida

  1. Pingback: Un título para resumir mi nuevo estilo de vida | La resaca del bebé

  2. Ay cómo te entiendo… Niño también era muy demandante, no lloraba mucho porque siempre lo tenía en brazos y al pecho, pero también comía muy a menudo y dormía poco… Ay ha sido agotador. A medida que crecen van mejorando, el mío a partir de los tres años ya dormia toda la noche como un ángel en su cama! Así que ánimo,!!

    Le gusta a 1 persona

  3. Yo con eso he tenido taaaaaanta suerte que miedo me da pensar en un hermanito y q me salga mal dormilón jejeje Pichí era de las q había q despertar para q comiese por la noche (por el día pegadica a su teta eso si jejeje) y ahora, con casi 15 meses se despierta un par de veces, teta y en un pispas lo zanjamos. Las del grupo postparto me querían matar cuando contaba lo bien q dormía. No quiero ni imaginar el cuerpo resacoso q se tiene q tener con ese ritmo pero bueno, yo creo q poquito a poco se van estabilizando así que animooooo 🙂

    Le gusta a 1 persona

  4. Aquí una nueva seguidora!
    La mía dormía como una bendita y ahora con casi 7 meses me empieza a dormir mal. Si estás de baja aún puedes echar una cabezadita, pero cuando empiezas a trabajar… es un horror!
    Pero bueno, todo pasa, así que ánimo!!! 🙂

    Le gusta a 1 persona

  5. Pingback: La dulce espera; 9 meses de cambios | La resaca del bebé

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s