Hace un año que llegaste a nuestras vidas

 

Un año.jpg

¡Aprovecha que el tiempo pasa rápido!, esa es una de las frases que más he escuchado durante este último año y lo cierto es que tengo que dar la razón a todos los que me la han dicho. Sin casi darme cuenta mi enana ha cumplido un año y puedo dividir estos últimos 12 meses en tres partes; unos comienzos durísimos, unos meses de adaptación y aceptación, y un periodo para empezar a disfrutar de la maternidad y de mi hija.

¡Disfruta de todos los momentos junto a ella!, esa ha sido otra de las frases que más he escuchado en este último año, pero aquí tengo que discrepar con los que me la decían. Los primeros meses fue imposible disfrutar, porque si pienso en ellos solo recuerdo llantos y noches en vela que hacían muy difícil poder estar a gusto en esa nueva etapa de mi vida. Cuando ya empecé a “cogerle el truquillo” tampoco disfrutaba, pero lo cierto es que ahora que ya nos hemos acostumbrado a ser uno más en la familia y que eso del no dormir por las noches “está bajo control”, lo cierto es que si, que ahora puedo decir que disfruto de la maternidad y que “las resacas del bebé” han desaparecido casi por completo” (¡no lo voy a decir muy alto, por si acaso!).

En general este año ha sido un año de alti-bajos, de nuevos aprendizajes, de noches sin dormir y de paciencia infinita, pero también los últimos 12 meses han sido meses de evolución y de amor especial, muy diferente al que había sentido por nadie hasta que nació Aitana.

Si hago balance, cambiaría muchas cosas de las que he hecho, como por ejemplo me separaría un poco más de mi hija desde el principio, ya que nos ha venido mucho mejor a las dos. Y no cambiaría por nada del mundo la decisión de apartarme de la vida laboral para cuidar de ella, porque me necesitaba, porque tenía que estar a su lado para aprender a ser madre y porque así hemos conseguido conocernos a la perfección mutuamente.

Ahora, un año después de su llegada al mundo, puedo decir que mi vida vuelve a ser casi como antes de que ella estuviera entre nosotros pero con unos valores añadidos; esas sonrisas, esa vocecita que ya dice MAMAAAA, esos abracitos y esos besos que ya no quiero que me abandonen nunca.

FELICIDADES PRINCESA

 

Anuncios

13 pensamientos en “Hace un año que llegaste a nuestras vidas

  1. Felicidades a tu peque!! Y precioso post, es lo mas bonito que tenemos y leyendo tu post me doy cuenta de cuan diferente y a la vez muy parecido puede ser todo.
    Mi peque también me ha dado mis noches, ufff y lo peor son las recaidas de vez en cuando, la última estamos en ella “gracias” a los dientes y es lo que mas te hunde, estas cansada y no puedes descasar 😔 pero al final todo se reduce al inmenso amor que sentimos por ellos.
    Muchos Besos 😘

    Me gusta

  2. Felicidades a tu pequeña por su primer añito y a ti por tu primer año de mamá!!! La verdad es que un año se pasa muy rápido y muy lento a la vez (las noches sin dormir a veces parecen interminables 😉) Pero leyéndote me he sentido normal…mi niña tiene dos meses y a veces siento que no disfruto como se supone que debería pero es que hay momentos que me encuentro taaaan cansada y preocupada…

    Le gusta a 1 persona

  3. Ohhh felicidades a ella por el añito y a vosotros por el año como papis. Es inevitable mirar hacia atrás, aunque yo siempre digo que no cambiaría jamás nada, porque un solo cambio puede traer cambios más grandes no esperados. Por si acaso.. virgencita que me quede como estoy jaja.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s