La cuarentena

La cuarentena2

Esta semana hemos tenido algunos inquilinos inesperados en casa; la otitis, el resfriado y la gastrointeritis han venido a visitarnos y la verdad que no he tenido mucho tiempo para escribir, pero ya estamos mejor y no quería dejar pasar el fin de semana sin publicar algo. Este post lo tenía en mente desde hace mucho tiempo, aunque todavía no me había puesto con el. Estos días, al no estar bien del todo, no he podido ocuparme de la enana al 100% y me he acordado mucho lo mal que lo pasé después del parto, con esa sensación de estar enferma todo el día y no tener ni fuerzas para ocuparme de ella. Por eso hoy quiero hablaros del periodo de cuarentena y de cómo fueron para mi los primeros días después de tener a mi hija.

Desde que comencé con la aventura de “La resaca del bebé” algunos de vosotros me habéis dicho que leyendo mis post se os quitan las ganas de ser padres, pero seamos realistas; tener un hijo es una experiencia muy bonita, te cambia la vida por completo, pero hasta que empiezas a controlar la nueva situación los primeros días se hacen un poco cuesta arriba. Además creo que es interesante hablar de eso a lo que llaman “el post-parto” para que como a mí, todos los cambios que se dan en esa etapa no os pillen por sorpresa. Ya vendrán post en los que hable de lo bonito de la maternidad (que es mucho), pero hoy me voy a poner un poco más seria, porque hoy toca un poco de teoría realista sobre los primeros días de vida de nuestros bebés, esos días en los que entre otras cosas, cambiaréis de estado de ánimo más de cuarenta veces en 24 horas; La cuarentena.

La teoría

Según leí en la página “bebés y más”, la cuarentena “es una etapa que dura entre seis y ocho semanas y que se caracteriza por el retorno a la normalidad de todos los cambios orgánicos y fisiológicos que se sucedieron en el embarazo y el parto”. Durante los últimos tres meses antes de dar a luz acudí a varias clases de pre-parto en las que me enseñaron todo tipo de posturas para sobrellevar mejor las contracciones, los cuidados y necesidades del bebé durante los primeros días de vida y algunos consejos sobre lactancia. Todo muy teórico y a simple vista fácil de sobrellevar. En esas clases todo lo pintaban muy bonito, tendríamos a nuestros hijos, y les daríamos el pecho así o los bañaríamos asá, pero sin mayor complicación.

La práctica

Hasta ahí todo correcto. La teoría estaba clara, lo complicado fue tener que poner en práctica lo que decía la teoría. En las clases de pre-parto nos decían que después de dar a luz nos costaría recuperarnos, pero nunca pensé que los primeros días fueran tan duros y digo bien, días DUROS y DIFÍCILES. Además yo nunca antes había oído a ninguna otra madre decir que las primeras semanas eran complicadas y tal vez sea porque esos días terminan olvidándose o porque ciertamente para otras madres no lo fueron. Seguro que también depende mucho del tipo de niño que tengas, porque si es un niño de los que llaman “un angelito”, tal vez todo sea más llevadero. Lo cierto es que ese no es mi caso y para mí los primeros días fueron complicados. Recuperarme del parto, la anemia y la episiotomía, adaptarme a la nueva situación y a la lactancia materna, dormir poco y sobre todo la impotencia de no saber porqué eran las 4 de la mañana y mi hija seguía llorando sin parar, hacían que en ciertos momentos me dieran ganas de regalársela a la vecina (y no pongáis cara de susto que todos los que hayan sido padres han pensado esto en algún momento). Aún así tengo que decir que es verdad que después del primer mes poco a poco la situación se va normalizando y cada vez te sientes más tranquila y segura.

Los 40 estados de ánimo diferentes

Si pienso en esos días, que parecen ya muy lejanos, tengo la sensación de que pasé por mil estados de ánimo diferentes. Dejando el cansancio y el sueño a un lado, la alegría, la tristeza, la impotencia, la nostalgia, la felicidad y la desesperación entre muchos otros, se apoderaban de mí constantemente. Dicen que son las hormonas que están revolucionadas y aunque yo era de las que no creían en los cambios hormonales, tengo que decir que después de dar a luz los sufrí en mis propias carnes. Llamarme loca, pero consulte varias veces en “San Google” los síntomas de la depresión post-parto y llegué a creerme que los tenía todos (lo típico cuando buscas en Google síntomas de algo, que te da la sensación de que los tienes todos aunque no sea así). Por suerte pude controlar la situación a tiempo, eso y que mi hija empezó a darme algo de tregua por las noches y que paso de ser niña “demonio” a un poco más niña “angelito”, pero lo cierto es que llegué a estar bastante desesperada.

Todo eso parece que ocurrió hace mucho tiempo y eso que no han pasado ni cinco meses, pero hoy me apetecía hablar un poco de ese periodo al que suelen llamar “la cuarentena”. Esos 40 días después del parto, 40 días duros en los que sueltas más de una lágrima, en los que te cuestionas si eres buena madre y en los que por supuesto tu cuerpo sufre las consecuencias del parto y no estás al 100% para ocuparte del nuevo inquilino que tienes en casa. Me apetecía contaros que para mí, por suerte, no fueron 40 días, pero si dos semanas bastante complicadas y me apetecía deciros que cuando las futuras madres primerizas den a luz y se sientan como yo, que no digan que nadie les advirtió que esos primeros días serían duros. Yo os lo digo bien alto y claro, es duro, pero pensar que lo que las primeras semanas son lágrimas, impotencia y cansancio,  pronto se convertirán en sonrisas, alegría, amor y mucha energía para cuidar de vuestros retoños.

¿Soy el único bicho raro de la manada o hay alguien más que también lo pasó mal como yo?

Anuncios

12 pensamientos en “La cuarentena

    • Para mi fue algo mas de 2 semanas ya que mi hija no queria pecho y me tenia que sacar leche constantemente. Los dos primeros meses no llegue a dormir mas de 1 hor seguida. Las hormonas y la sensacion de no saber que hacer o si lo haces o no bien se apodera. Pero el tiempo va pasando y ahora ya a punto de cumplir 11 meses todo es diversion,risas y felicidad

      Le gusta a 1 persona

  1. Ya hace 5 meses que también la pase. Por un lado no recuerdo que en mi caso me fuera tan mal , al menos a partir del 5°dia (esas noches no paraba de llorar) por un lado fui afortunada de tener a mi madre a mi lado desde que salí del hospital hasta casi el final de la cuarentena y eso debido a la situación: a los 4 días de nacer mi hijo operaron a mi suegro.

    Le gusta a 1 persona

  2. Hola guapa, la cuarentena es difícil, son momentos de adaptarse a la nueva etapa, yo también tuve una gran episotomia, hormonas a mil, agotamiento de no dormir bien…por suerte mi marido tuvo la cuarentena entera (casi) de fiesta y me ayudo un montón. Lo pase casi peor con la incorporación al trabajo y la universidad. Un besazo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s