Mi segunda experiencia con la lactancia

Lactancia materna

Cuando hace exactamente dos años os hablaba en ESTE POST del maravilloso mundo de la lactancia materna y de lo dura que había sido la experiencia, poco me imaginaba que con mi segundo resacoso iba a ser tan diferente. Pero habiendo tenido un embarazo distinto, un parto tan rápido y un post-parto tan diferente al primero, la lactancia también tenía que serlo y efectivamente así ha sido. En esta ocasión también vengo a hablaros de dar el pecho a demanda, de calmar a vuestr@s hij@s con la teta cuando lloran y de amamantar a deshoras, pero desde otro punto totalmente diferente a como lo hice hace algunos años, porque una lactancia materna sin problemas también es posible.

Sigue leyendo

Anuncios

Las temidas rabietas de los dos años

Rabietas.jpgIlusa de mi, pensaba que esto era una leyenda urbana, que mi hija ya había pasado la barrera de los dos años y que seguiría comportándose siempre como una niña modelo que hace casi siempre caso a sus padres. Pues no señores y señoras, resulta que poco a poco la nena tímida y buena que teníamos en casa ha ido sacando su carácter y las rabietas y el NOOOO QUIEROOOO nos acompañan ahora un día si y otro también. Si a vosotr@s también os parece que vuestr@s diablill@s os están desafiando constantemente, que os llevan al límite todos los días y que vuestra paciencia se está acabando por momentos, no os preocupéis. Coged aire y respirad profundo antes de poneros a chillar como loc@s. No estáis sol@s, no sois l@s únic@s y bienvenidos a las temidas rabietas de los dos años. Aquí un post enterito para vosotr@s en el que intentaré daros algunos consejos para afrontar esta etapa de la mejor manera posible

Sigue leyendo

La importancia de las rutinas para que los bebés duerman mejor

Rutinas

Como ya os contaba en el post anterior “Malabares imposibles para no despertar a la fiera” nuestra hija nunca ha sido de dormir bien y hemos intentado varias cosas para que no se despertara constantemente por las noches. Lo de dormir poco durante el día no nos importaba tanto, pero lo de pasar las primeras noches en vela hacía que “la resaca del bebé” fuera una constante todas las mañanas.

Después de leer varios libros, varios foros, varios blogs, varios artículos y probar métodos como el colecho, el hacerle dormir en la minicuna o pasarle a su habitación para ver si conseguíamos dormir todos mejor, lo cierto es que lo que nos ha funcionado hasta el momento es hacerle todos los días la misma rutina antes de acostarla.

Sigue leyendo