Mi segundo parto; rápido y diferente

IMG_20180904_012312

Hace exactamente dos meses que publiqué mi último post donde me despedía de vosotros antes de dar a luz.  En el os contaba que ya había empezado a tener contracciones fuertes y pensaba que no tardaría mucho en ponerme de parto, pero nuestro pequeño aún se hizo esperar algunas semanas más. Si a esas alturas ya había notado muchas diferencias con mi primer embarazo, como ya os conté en ESTE POST, ahora que he pasado la cuarentena, tengo que seguir hablando de diferencias. Empezaré por contaros lo diferente que fue mi segundo parto y dentro de algunas semanas os contaré también lo distinto que está siendo este segundo post-parto y la lactancia materna.

Sigue leyendo

Anuncios

Empieza la cuenta atrás

IMG_20180709_131907 (1).jpg

Tenía pensado publicar este post la próxima semana, porque aún me quedan 20 días para salir de cuentas, pero ayer empecé a notar alguna contracción fuerte (que ya se ha pasado), me acojoné bastante y pensé que si me ponía de parto se quedaría en el tintero. Por eso, y como aún no se si la cosa se adelantará o se retrasará más de lo esperado (que es lo que me temo), voy a publicar ya este texto de despedida para contaros cositas sobre el último mes de embarazo, deciros como he preparado la llegada de nuestro hijo y también despedirme de vosotr@s hasta nueva orden. Porque dicen que la experiencia es un grado y como ya no voy a ser primeriza se de buena mano que el primer mes va a ser un poco locura y que no voy a tener ni tiempo ni ganas de escribir en el blog. Os prometo manteneros informados de todos los avances en las redes sociales y que por supuesto seréis los primeros en saber de la llegada al mundo de nuestro resacoso.

Sigue leyendo

El nacimiento de Aitana en sermadres.net- #DeParto

 

*Post original modificado

Hace ya algunas semanas que leí una propuesta muy interesante en el blog “Ser madres”, en él, su autora nos proponía compartir nuestras experiencias en el parto y yo no me lo pensé dos veces. Primero porque el parto de mi hija ha sido una de las experiencias más bonitas de mi vida y segundo porque lo cierto es que durante mi embarazo nunca tuve miedo a que llegara ese momento. Aunque no todo fue como lo había imaginado, no me pareció un parto largo y fue una experiencia increíble.

Esta semana “Ser madres” ha publicado cómo fue para mí el nacimiento de mi hija Aitana y yo también quiero compartirlo con todos vosotros. Sólo tenéis que pinchar AQUÍ para conocer mi experiencia y por supuesto si queréis podéis echar también un vistazo a otros post de “Ser madres”. Es un blog que sigo muy de cerca, tiene cosas muy interesantes y a mi me encanta.

Si queréis también podéis compartir vuestra experiencia poniéndoos en contacto con “Ser madres” a través del correo electrónico blogsermadres@gmail.com o si lo preferís exponer aquí vuestra vivencia ¿Teníais miedo a que llegara el momento del parto? ¿Fue como lo habíais imaginado? ¿Epidural, cesárea o parto natural? Animaros y compartir vuestra experiencia

* El enlace al blog de “Ser madres” ya no existe, pero aquí os dejo mi experiencia en el parto de Aitana

Para mí el parto fue lo más bonito y deseado de todo el embarazo y aunque tuve algunas complicaciones, guardo muy buen recuerdo de ese día. Nunca tuve miedo a que llegara ese momento, sino todo lo contrario y tal vez por eso los últimos días se me hicieron eternos. Tenía tantas ganas de ver la cara de mi princesa, que los 11 días de más que decidió quedarse dentro me parecieron una eternidad.

Después de dar a luz hablé con otras madres y la mayoría me decían que el mío había sido un parto largo, pero a mi se me pasó volando. Es verdad que empecé con contracciones 24 horas antes de dar a luz, pero no fui a urgencias hasta que estas empezaron a ser mucho más seguidas.

Como buena madre primeriza estaba llena de dudas y miedos y no tenía muy claro cuando debía ir al hospital y ahí cometí un error de madre primeriza; ir demasiado pronto. Los dolores eran tan fuertes y continuos que cogí el bolso y me fui a urgencias para llevarme una desilusión; solo estaba dilatada de 2cm y me tocó volverme a casa, eso si, no pasaron más de tres horas y tuve que volver porque entonces si, los dolores eran mucho más fuertes y las contracciones mucho más seguidas.

Recuerdo el viaje en coche con muchos dolores. Si la primera vez que fui al hospital aparcamos y fui andando hasta urgencias, la segunda vez fue imposible. Tenía tanto dolor que me dejaron en la puerta y tuve que pararme varias veces antes de llegar a la consulta.

Eran las 8 de la tarde, estaba de 4cm y me pasaron al paritorio, a partir de ahí pasó todo muy rápido y eso que la niña no nació hasta las 5 de la mañana. Fui dilatando poco a poco con muchos dolores, pero con la epidural todo fue mucho más llevadero, incluso mi marido y yo nos quedamos un rato dormidos.

Para las 2 de la mañana estaba totalmente dilatada, pero la niña tardó otras dos horas más en colocarse y cuando finalmente pasé a la sala de partos todo pasó rapidísimo. Empecé a empujar con fuerza y sólo pensaba en la cara de mi pequeña. Todo estaba saliendo bien, pero en el último momento algo se complicó; la niña se había quedado sin fuerzas y no podía salir, se había quedado encajada y los latidos del corazón empezaban a descender, por lo que la matrona me comentó que tendrían que ayudarla a salir con Fórceps.

Fueron solo 15 minutos, pero fueron los minutos más largos de mi vida. Empezaron a entrar médicos y enfermeras, se encendieron las luces y mientras yo seguía empujando con todas las fuerzas que me quedaban, sentí un pánico enorme que desapareció en el momento que me di cuenta de que mi hija ya había nacido.

A aquellas alturas ya no había dolor, solo oía un bonito llanto y quería ver quien era la que lo producía. Después de pasar por las manos del pediatra y entre lágrimas, agotamiento y la mayor alegría que nunca había sentido, por fin llegó el momento que llevaba nueve meses esperando; mi hija ya estaba con nosotros”

Ser Madres

Vanesa, mamá y autora del blog La Resaca del Bebé, ha querido unirse a la iniciativa El Parto una experiencia para compartir con el precioso relato del nacimiento de su hija Aitana. Un parto precioso, a pesar de que al final tuvieron que correr un poquito, pero que por suerte salió bien 🙂

Gracias por compartir tu bonita experiencia con todos nosotros.

Para mí el parto fue lo más bonito y deseado de todo el embarazo y aunque tuve algunas complicaciones, guardo muy buen recuerdo de ese día. Nunca tuve miedo a que llegara ese momento, sino todo lo contrario y tal vez por eso los últimos días se me hicieron eternos. Tenía tantas ganas de ver la cara de mi princesa, que los 11 días de más que decidió quedarse dentro me parecieron una eternidad.
Después de dar a luz hablé con otras madres y la mayoría me…

Ver la entrada original 509 palabras más